Novedad editorial: Quilis Merín, Mercedes; Sanmartín Sáez, Julia, eds. 2019. Historia e historiografía de los diccionarios del español. Anejo 11 de la revista Normas. Revista de Estudios Lingüísticos.

Las aportaciones recogidas en este monográfico, que se publica como el Anejo 11 de la revista Normas. Revista de Estudios Lingüísticos tienen como punto de unión la visión histórica sobre el objeto de estudio del que se ocupan. De este modo, la importancia de la perspectiva diacrónica en la lexicografía, de una visión histórica amplia y de un conocimiento de las obras desde la historiografía lingüística en el ámbito del español parece fundamental para asentar su futuro.


Lo que puede desprenderse de los trabajos que acoge este volumen es un avance continuo e imparable en el que los retos actuales de la lexicografía como disciplina lingüística –propiciados por el progreso de las nuevas tecnologías digitales, la Informática, la utilización de bases de datos y corpus, y el aumento y variedad de las fuentes empleadas para la ejemplificación de las voces, junto con las herramientas metodológicas que proporciona la Lingüística y la Filología– permiten ofrecer nuevas aportaciones sobre nuestra perspectiva histórica de la lexicografía. Así, con el eje diacrónico como vertebrador, Historia e historiografía de los diccionarios del español es un volumen organizado en cuatro secciones:

– La primera, «El Nuevo diccionario histórico del español», se conforma como la más extensa de este volumen en cuanto a sus aportaciones, y ello, fundamentalmente, porque también es esta una de las más importantes empresas de la Real Academia Española en el seno de la lexicografía hispánica actual.

– La segunda, «Historia del léxico y diccionario», está compuesta por tres aportaciones que conjugan lexicología con lexicografía histórica, interrelación que resulta otro de los aspectos en los que no puede obviarse el punto de vista histórico, por el conjunto de datos que la primera aporta a la segunda, y que se aplica aquí en campos tan distintos como los hispanismos ingleses, la adjetivación cromática con referencia animal presente en distintos corpus o las palabras patrimoniales.

– La tercera sección, «Historiografía de la lexicografía del español», engloba cuatro estudios, tres de ellos sobre obras particulares de los siglos XIX y XX, españolas y americanas, y el cuarto, con una dimensión transversal que recorre los primeros siglos de la lexicografía del español hasta la publicación del Diccionario de autoridades.

– La cuarta y última sección está dedicada a cuatro «Estudios sobre el diccionario de la Real Academia Española» en un periodo cronológico que abarca desde la última edición del siglo XIX, la 13.ª de 1899, hasta la 23.ª edición de 2014, periodo en el que el Diccionario de la lengua española ha pasado de ser conocido como DRAE por unas siglas más tradicionales que reconocían la autoría única de Academia hasta la 22.ª edición (2001), a conocerse como DEL, obra nueva de planta digital y edición electrónica desde la publicación de la 23.ª de 2014 que reconoce la contribución de la Asociación de Academias de la Lengua Española, con una voluntad panhispanista. La sección se ordena también teniendo en cuenta esa cronología que llega hasta hoy y cierra, pues, el recorrido histórico de este libro volviendo para ello a la lexicografía de la RAE.

En definitiva, los diecinueve trabajos aportados por los investigadores e investigadoras especialistas en el campo de la lexicografía del español, mediante la lexicografía aplicada –como es el caso del diccionario histórico–, o con el estudio de su historia y su historiografía, han cumplido con el objetivo de mostrar que si, como es sabido, la perspectiva histórica es fundamental en cualquier disciplina, los nuevos avances tecnológicos aplicados en la elaboración de diccionarios y el acceso a corpus informatizados cada vez más numerosos y más variados permiten llevar las indagaciones sobre las palabras hasta lugares no alcanzados hasta el momento, y el conocimiento de nuevas obras y autores y contextos de producción de los diccionarios académicos y no académicos muestran claramente el progreso en el campo de la lexicografía desde una perspectiva diacrónica como la aquí presentada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *